LEER COLUMNA

 

RECOMENDAR

 

 

 

 

 

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OPCIÓN CINEMATECA

 

LO QUE VENDRÁ

 Por Felipe Dupont

 

Hoy día la sola presencia de un espacio cultural por encima de los vaivenes comerciales resulta por demás valorable. Más aún cuando se trata de bienes tan preciados como los que propone el séptimo arte, y resultan una rara avis en la cartelera cinematográfica atestada por un limitado núcleo de películas dueñas de escaso valor artístico. Dada la coyuntura, la actividad que desempeña Cinemateca Uruguaya en éste medio se torna invalorable y digno de mención por parte de cineastas y crítica especializada que desde otros países observan su supervivencia como algo milagroso. Más allá de los personalismos y las críticas que puedan tener lugar acerca de la infraestructura, Cinemateca continúa al día de hoy ofreciendo un cine que habitualmente posee una calidad excelsa, y al cual difícilmente el público vernáculo podría acceder sin su inagotable gestión. Tal vez una buena muestra de su tesón sea no solo su longevidad, sino también los ciclos que planea para un verano que muchas veces parece olvidar que aún existe vida cinéfila en temporada estival. A raíz de ello quienes permanezcan en la ciudad a lo largo de enero, podrán disfrutar de ciclos tales como Premios Cinemateca 2007: Las 10 mejores del año, donde por quinta temporada consecutiva, se exhiben los mejores estrenos del año según un grupo de críticos. Entre esas películas se destacan La noche del Señor Lazarescu, Hamaca paraguaya, Noches mágicas de radio, y La cáscara.

 

Pero no es la única propuesta atractiva que ofrece Cinemateca, pues en un momento donde se escucha hablar tanto del “Nuevo Cine Argentino” (lo cual se nota al grado de ya existir una película que parodia sus aparentes clichés), entre el 28 de diciembre y el 7 de enero, los cineastas Lucía Puenzo, Ana Katz y Alejandro Saderman presentarán respectivamente XXY, Una novia errante y El último bandoneón. Días después, más exactamente el 10 de enero, la Sala Cinemateca exhibirá películas que hasta el momento no gozaron de distribución comercial en Uruguay como ser El ocaso del Samurai de Tasogare Seibei, 9 canciones de Michael Winterbottom, y This is Spinal Tap de Bob Reiner.

 

A todo esto, quienes tienen la fortuna de alejarse del agobiante calor montevideano que depara cada verano, podrán disfrutar en la costa del III Festival Transterrirorial de Cine Underground. Se llevará a cabo del 7 al 9 de enero en La Pedrera, y a partir del 13 y hasta el 25 de enero en Punta del Diablo. En este último caso, dos de sus atracciones centrales serán el preestreno del documental de Mariana Viñoles y Stefano Tononi sobre La Tabaré Riverock Banda; y el estreno del documental Sou Negro de Manoela Ziggiatti y Max Eluard.

Es menester consignar que también habrán ciclos sobre películas españolas referidas al período pos franquista, tales como Asignatura pendiente de José Luis Garci, La escopeta nacional realizado por Luis García Berlanga, y El crimen de Cuenca de Pilar Miró. Así como también Alfred Hitchcock será homenajeando mediante las proyecciones de La mujer del granjero, Chantaje, El hombre que sabía demasiado, y El agente secreto entre otras.  

 

Todo esto sin contar los habituales festivales de Cinemateca que presentan por primera (y quizás última) vez una cantidad de películas ignoradas decididamente por el circuito comercial uruguayo. Todo comenzará con la edición XXVI del Festival Cinematográfico del Uruguay que sucederá en Montevideo entre el 15 y el 30 de marzo de 2008. Posteriormente llegarán los habituales festivales Divercine, el Festival de Invierno, el de Primavera, y otro de Escuelas de Cine.

 

Como verán, habrá mucho para disfrutar de Cinemateca durante el 2008, y esto solo es un pantallazo, que así sea.

 

 

 

ÍNDICE