LEER COLUMNA

 

RECOMENDAR

 

 

 

 

 

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"LA NAVE" y "MUCHACHOS" 

EXILIO PSÍQUICO

 

No future

 

Por Nelson Barceló

De lo mejor que dejó la resaca de los noventas, Exilio Psíquico se plantó como la propuesta más insular de una década construida sobre el talento de la dupla conformada por un italiano llamado Maximiliano Anghelieri y el ex Cadáveres Ilustres y hoy Buitres, Orlando Fernández. Su puesta en escena se sustentaba en el histrionismo de Anghelieri que solía extenderse en monólogos donde hablaba del Cabo Polonio, presagiando el avance descomunal de la “generación yenchi” y empleando sus modismos verbales que tan bien supo caricaturizar mediante su tema más popular “Artista creativo”. En su momento fue bastante incomprendida la propuesta del grupo, de hecho la parodia a otro ícono de la uruguayez como ser el carnaval desde el escenario del Teatro de Verano pasó inadvertida, durante un recital que integraba los “De Acá” organizados por el Varo. Su breve trayectoria no impidió presentaciones similares y cargadas de simbolismos. Fue el caso de su último show realizado en el marco de una serie de recitales organizados por la extinta X FM, radio que ya estaba decidida a sellar su defunción durante el 2003. Ese lunes a la noche Angelieri saludó el cierre de la radio tocando al piano una de sus canciones más siniestras y pletóricas de humor negro, “La Nave”. Así ponía su lápida sobre aquella radio que lo tuvo en varias temporadas como animador, y nada mejor que dedicar este tema durante el lúgubre sepelio de X FM.  

 

LA NAVE*

 

Se hunde la nave

Disculpen la molestia

Tenemos que bajar

 

Se hunde la nave

Envuelvan los cigarros

Se pueden mojar

 

Sáquense la ropa

O la van a dañar

No traigan los ahogados

Podrían oler mal

 

Se hunde la nave

Parece que 

tenemos que bajar

Se hunde la nave

Traigan a los músicos tenemos que bailar

 

Para compartir

Este molesto frío tropical

Tiren a los viejos

Porque no hay lugar

 

Pero no tengan dudas

Nos vamos a salvar

Bajen las botellas

Algo tenemos que tomar

Y no se olvidan de los niños

Algo tenemos que comer

 

Todo decorado

Lindo iluminado

Lleno de colores

 

Éste es un iceberg de navidad

Éste es un iceberg de navidad

 

*CD “Oi antropoi”

 

Anghelieri esa noche se despedía de los escenarios montevideanos para regresar a Europa donde se encuentra actualmente, pero también estaba saludando a las decenas de miles de jóvenes que también escaparían del Uruguay buscando una oportunidad en el viejo continente durante la debacle económica. Pero antes de irse nos dejó otra canción que también refleja esa crisis y la consecuente desesperación de otra generación más de jóvenes sin futuro. La habitual pared con que chocan miles y miles de tipos sin contactos ni habilidad para el lobby, todos sin excepción talentosos e intrascendentes, con la misma pregunta rebotando en su cabeza: “Y el futuro donde está, y el futuro donde está”

 

 

MUCHACHOS**

 

Vi a un montón de muchachos, 

inteligentes

Perder su tiempo 

y terminar mal

Y terminar mal

 

Todos quisiendo 

y queriendo lo mejor

Con talento y fantasía 

en una época normal

en una época normal

 

Vi a un montón de muchachos, inteligentes

Perder su tiempo 

y terminar mal

Y terminar mal

 

Talentosos, presumidos, agradables compañías

Con un pie en el futuro

Y el futuro donde está

Y el futuro donde está

 

Con un problema grande como un piano

Vertical en un ascensor

 

Vi a un montón de muchachos, 

intrascendentes

Perder su tiempo 

y terminar mal

Y terminar mal

 

Todos queriendo 

y quisiendo lo mejor

Sin talento ni fantasía 

en una época normal,

en una época normal

 

Engreídos, aburridos, inaguantables compañías

Con un pie en el futuro

Y el futuro donde está

Y el futuro donde está

 

Con un problema grande como un piano

Vertical en un ascensor

 

**CD "Música cheta"

 

 

ÍNDICE