RECOMENDAR

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

CONOCENOS  

 

 

SONDOR WEB

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 LA TABARE
 Chapa, pintura, lifting *

La Metamorfosis de El Tabaré

 Por Noemí Mezzone 

Cuando Tabaré Rivero se despertó una noche después de más de 20 años de pesadillas de rock, se encontró sobre su cama convertido en un veterano roquero. Tabaré se igualaba a Gregorio Samsa, se había convertido en un ‘kafkarudo’. Ahora comparten la pérdida de identidad. La de Gregorio no forma parte de una planificación, solamente se dio la alienación. La de Tabaré es parte de una estrategia de búsqueda que lleva más de dos décadas y que tiene como premisa primordial: siempre cambiar. Metamorfosearse digamos.   

La metamorfosis implica que en el proceso de transformación aparecen elementos nuevos, se pierden otros y se mantiene alguno. Desaparecen artículos, preposiciones, adjetivos y paréntesis de los títulos de las canciones, porque en realidad: ¿qué tanto importa conservar a rajatabla el nombre de una canción? Aparecen nuevos sonidos, nuevas dimensiones que puede alcanzar la canción. Más rockera a primera escucha es lo más fácil de decir, pero también era lógico de esperar que luego de la calma del milongón banda llegara la tormenta, aquello del riverock pero bajo la capa del cachivache de la primera década del 2000.

Pero estos trastos con los que carga La Tabaré son viejas canciones arraigadas en la memoria colectiva de su público, de las cuales muchas de ellas se merecían un sonido de tercer milenio como ser El tacho de la Basura o Zona de combate, otras en cambio no parecería que necesitaran una cirugía, es el caso de La Enemistad o Flan del rock. Por supuesto que este tipo de discusiones siempre van a surgir entre los seguidores de la banda, y en esa discusión se agrega cuáles son las canciones que estarían necesitadas de un enchapado, y surge hmmm…  ¿Fixionario?, ¿Patada en el bajo beat? Pero bueno, una no es productora así que cada cual a lo suyo. Por cierto que el productor ejecutivo de Chapa-pintura-Lifting fue Alfonso Carbone: el señor del bigote de los sábados de tarde  en canal 10 (Control Remoto), ex director del desaparecido sello Orfeo

Raras son las vueltas de la vida, Alfonso Carbone había estado en la producción de los primeros dos discos de La Tabaré (Sigue siendo Rocanrol y Rocanrol del arrabal), ocho discos después aparece desde atrás de la cordillera donde trabaja para elegir nuevamente a la banda de Rivero. Es la primera banda uruguaya que elige producir desde que se radicó en Chile, lugar donde este disco fue grabado. 

Chapa-pintura-lifting incluye un surco interactivo para ver en la PC, al igual que los últimos discos de La Tabaré, donde se pueden apreciar fotos de la banda y pequeños relatos del artista Damián Suárez. Otra forma de dar algo distinto al público, de mostrar la cuota diferencial dentro de un entorno roquero de bandas nuevas que se muestra más conservador que sus antecesores. 

El disco contiene 14 canciones de las cuales dos son totalmente nuevas: El Kafkarudo y BDSM, y registra dos versiones ya conocidas en su repertorio en vivo, Crua chan! de Sumo y Gurisito de Daniel Viglietti. Dentro de los elementos que no se pierden a pesar de las metamorfosis son los textos recitados de Tabaré Rivero. Para su última obra nos ofrece los poemas Lifting y Desamanecer, donde sigue haciendo introspecciones que parten de su mundo interior y explotan en el exterior, en ese mundo que comparte con nosotros.

* Bizarro, 2006

ÍNDICE