RECOMENDAR

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

CONOCENOS  

 

 

SONDOR WEB

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 DANTEINFERNO
 Happy Easter *

Desde el garage

 Por Nelson Barceló

Totalmente por fuera de los cánones del rock uruguayo, el “Happy Easter” de Danteinferno propone guitarras cual descargas eléctricas y un sonido de garage que curiosamente transmite intimidad. Dichas sensaciones se incrementan al divisar el arte de tapa diseñado por la banda, reafirmando lo casero del material mediante dibujos hechos con crayolas, marcadores, y varios tachones. 

Éste disco contiene diez tracks donde combinan breves letras en español e inglés con temas instrumentales. Pancho Cohelo canta, en ocasiones de forma sedada y ajustada al sonido de la banda, sus textos de tono extraño y directo como “Corriendocaminando”, donde repite a lo largo de la canción: “Yo te sigo de lejos / yo te sigo de lejos / corriendo caminando”. 

Dentro de Uruguay, “Happy Easter” figuraría en una góndola imaginaria de rock indie junto a The Lenny Valentino y Pompas. De hecho Danteinferno y Pompas comparten a Pancho Cohelo, guitarra y voz de ambos grupos.  En lo internacional hallamos referencias próximas a Sonic Youth, y lejanas a The Who dado el aire setentista que respiran algunas composiciones. No por ello dejan de hacer una excelente y áspera versión de “Eleanor Rigby”, canción de The Beatles que define el estilo noise de la banda. Junto a esa interpretación sobresale lo climático del “Tríptico de las delicias”, más dos bosquejos de canción pop como “Happy Easter” y “Waldemar”. 

La banda está integrada por Pancho Coelho en guitarra y voz, Diego Mayayo en bajo y Martín Recto en batería. “Happy Easter” fue grabado de forma independiente, producido por Marcelo Fernández y Gustavo Antuña, guitarristas de “Buenos Muchachos”, por lo que el protagonismo de las guitarras también puede inferirse de ello. Previo a éste disco editaron en Brasil un disco compartido con la banda brasileña Soma, mediante un sello independiente. Por el modo en que fue concebido “Happy Easter”, no es sencilla la primera escucha del disco y hay que estar con los oídos atentos no solo para descifrar las letras sino también al momento de seguir el ritmo interior de ésta obra donde los cortes y cambios abruptos son habituales. Esto lo hace inaccesible para el fan promedio del rock nacional, quien no hallará estribillos tribuneros ni hits irradiables, sino una genuina e interesante demostración de la otra cara del rock uruguayo.

* Independiente, 2004

 

ÍNDICE