RECOMENDAR

 

 

 

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 MOTOSIERRA
 Life in hell *

Lo más salvaje

 Por Nelson Barceló

Basta con introducir cualquier disco de Motosierra para que la barrita del ecualizador que mide el ‘reventómetro’ cuelgue su sistema. Ahí radica parte del encanto que posee una banda de porte desaforado, pero con una elaboración musical donde prima todo, menos el descuido. Reside allí uno de los mayores atractivos de Motosierra, ¿donde está la ficción y cuál es la realidad?  

Llevan las posturas más berretas del rock al sonido hardcore y punk con una potencia avasallante, al límite. El segundo gran atractivo complementa al primero, y pasa por su trasgresión de todos los modelos que retoman y parodian. Lo delatan letras como “Andáte a cagar” primera canción inspirada por la prohibición de fumar en lugares públicos: “dame la bolsa/ y andáte a cagar/ andáte a cagar/ andáte a cagar son todos putos en éste lugar/ andáte a cagar/ andáte a cagar/ llamá a tus amigos y háganse dar”. Logrando versos qué añoraría Alberto Olmedo para interpretar a Borges, ingresando a la redacción donde lo espera la secretaria Silvia Pérez y Javier Portales en el papel de Álvarez. Los clisés del rock son satirizados a lo largo de toda su historia, y en éste cidí se  animan a considerarse “Hijos de Satán”  en varios temas, hasta abren el disco con su usual arrogancia: “mejor que Maradona y mejor que Tommy Lee/ viejos y verdes sin poder dormir/ estamos duros como Robocop/ en media hora la cosa se terminó” para finalizar con el elocuente “dame la guita y andá a cagar/ oh yeah/ volvió Satán”, y demás clisés del rock satirizados. Hasta dónde hay de verdad y cuánto de pose, solo ellos lo saben.  

Al comienzo los Motosierra provenían de Chicos Eléctricos (hasta la ida del bajista Gabriel Barbieri), La Sudaca y Cross. Esa filiación explica su presente tan festejado afuera como ninguneado adentro. Tienen galones internacionales que pocas bandas poseen en lo local, sin embargo no son tan reconocidos en Uruguay. Desde el vamos la propuesta de Motosierra es atípica pues ya en sus primeros tiempos participó del disco homenaje a la banda noruega Turbo Negro, compartiendo reverencias con los Supersuckers, Ratos de Porâo (¿alguien recuerda la crítica de Barilari sobre su recital en el Platense Patín Club –al que no entró- para Sábado Chow?), y Queens of the Stone Age. Luego sorprendidos por su desempeño grabaron para el sello argentino No Fun Records, con llegada a Brasil, Uruguay, Argentina y algunos países de Europa. Su disco debut XXX grabado por Riki Musso fue reeditado por el sello alemán Incógnito con dos bonus tracks. Le sucede algo similar que a los Pirexia (en sus comienzos), y hoy a Hablan por la espalda, que giran por Europa mientras pocos saben de su existencia en Montevideo.  

Por todo eso y mucho más, Life in hell montado a la guitarra del infernal Luis Machado y con temas como “Back in town”, “Somebody To Fuck” o “Blacksabanah” es uno de los discos del año.

 

* Bizarro, 2006

 

ÍNDICE