RECOMENDAR

 

 

 

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUMO, LA JUNGLA DEL PODER Vol. 1
Pettinato & Guaragna *

DESDE ADENTRO

 Por Felipe Dupont

  

 

“Si en aquellos días hubiésemos conocido el Bar Británico mucha gente buscaría debajo de las mesas un poema que dijera:

la vida, mortalmente intolerable...

obligados a aullar

como paganos

a las dos, a las tres, a las seis...

con la estúpida cabeza de sabelotodo

No hay límite...para la melancolía humana. 

...pero no recuerdo que nos sentásemos jamás en el Bar Británico.”

Con esa cruza continua de historias qué van desde la nostalgia hasta la ironía, Roberto Pettinato nos acerca al mito del magnífico grupo Sumo donde el narrador era arte y parte. Curiosamente la banda no fue objeto de numerosas revisiones literarias, más allá de cancioneros del grupo, pueden conseguirse El grito final y Luca de Carlos Polimeni. Mientras prometen en La Mano (revista de Pettinato), la reedición de Sumo, La jungla del poder que al momento se encuentra agotada, y vale reseñar en éste número temático por el vínculo directo que existe entre la banda y los 80s. 

Precisamente esa atmósfera nauseabunda qué respiraba el under de los `80 se trasluce en cada historia, cómo la descripción de los antros donde tocaban: “Bueno, la movida era el Einstein hasta donde uno puede mirar y recordar. Por momentos encantador; por otros, siniestro. Entre demonios perversos, ciegas fantasías y enfáticos proverbios que cada tanto aparecían de la nada, mirando hacia atrás o hacia un rincón, se levantaba el ebrio que gritaba un “mensaje” que parecía haberle estallado en el tórax. La mesa reía, las botellas se caían y el...ARTE INSTANTÁNEO -el glorioso viejo de siempre-empezaba su labor. Por cada mesa, por cada persona, por cada pintada en la pared: un anfiteatro para uno”. 

Pettinato detalla su llegada al grupo, el origen de singulares títulos como “Corpiños en la madrugada”, una simple pregunta de Sokol: ¿vos leíste a Castaneda?”, que deriva en una ansiosa y peligrosa búsqueda del cactus de La Rioja; los tiempos de convivencia y una hilarante anécdota sobre su visita a Montevideo para presentarse en el “Montevideo Rock” que los tuvo hospedados por una noche en el Hotel Casino Carrasco del cual Pettinato no posee los mejores recuerdos. Claro que no elude próximo al final del libro, la muerte de Prodan, y a ello dedica un capítulo donde narra cómo se enteró y dispara algunas preguntas al ocasional lector. 

Además Sumo, La Jungla del poder cuenta con las letras del grupo y su traducción al castellano, descubriendo la apreciable lírica de una banda que no siempre fue estimada en su justo valor. 

Al epílogo Roberto Pettinato anexa la promesa de un próximo volumen. Hasta propone el índice de una siguiente edición donde figuran entre otros: “El hermético mundo de Diego Arnedo”, “Poemas inéditos” y un capítulo qué encierra una pregunta fácil de responder: “¿Por qué no seguimos juntos?”

 

  * Ediciones S.R.L., 1993 

 

 

ÍNDICE