LEER COLUMNA

 

RECOMENDAR

 

 

 

 

 

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DOS VECES UNO*

 

El arte de la conversación

 

 Por Nelson  Barceló

  

Hace un año y medio culminaba Planetario, una de las aventuras radiales más transgresoras del último tiempo cuando desde El Espectador una enigmática voz proponía pasar “la noche boca arriba” tomando la consigna del escritor Julio Cortázar. Entre las hermosas transgresiones que dispensaba Planetario se encontraba la 'Biblioteca Circulante', que no era ni más ni menos que eso. Es decir, consistía en una cantidad de libros (aproximadamente doscientos) que intercambiaban los oyentes del programa. Una vez leídos eran devueltos a la radio o directamente trasladados a otro oyente, generando una insólita cadena que estimulaba aún más la complicidad intrínseca entre Planetario y su audiencia, distantes de cualquier especulación editorial. Tras su desenlace, y más allá de haber presentado su libro Todo lo quieto sueña moverse el periodista y conductor Alejandro Ferreiro se mantuvo alejado de los medios. Afortunadamente para quienes acompañaban los periplos nocturnos de Ferreiro, ahora se materializó su regreso mediante la televisión, con el programa Dos veces uno**. Allí logra un fascinante talk show que calza a la medida del conductor. Un auténtico show de la palabra donde Ferreiro es más que una voz, un tono, sino que además hereda de la radio una singular facilidad para construir climas.

 

Hombre de palabra y veloz para la repregunta, compone hábiles cuestionarios que no parecen tales pues transcurren con total informalidad. Dos veces uno jamás quiebra la famosa cuarta pared, simula la visita de una persona al hogar de Ferreiro y suele convencernos de ello. A tales efectos plantea inquietudes provenientes de lo cotidiano que según la predisposición del invitado se transforman en preguntas con rasgos existenciales. En el primer programa fue visitado por la artista plástica y compositora Magela Ferrero, a quien sorprendieron con el llamado telefónico del músico Paulinho Moska. Así edifica momentos inolvidables mediante diálogos mano a mano con sus invitados que pueden derivar en charlas insólitas. Va del existencialismo al absurdo, como la entrevista a Magela Ferrero quien se califica como `compositora de viernes´ dado que confina su actividad musical a ese día. A su vez, la emisión del programa en vivo le dota de frescura, aunque eso puede generar inconvenientes como los padecidos por su primera invitada. En un momento tuvo dificultades para afinar su guitarra, lo cual motivó a que Alejandro Ferreiro solicite a Paulinho Moska que la asista vía telefónica. Pese a lo infructuosa de la gestión, tal situación promovió una mayor calidez y los nervios dieron paso a la complicidad. Además, de ese modo Ferreiro demuestra su astucia para contar con la presencia de artistas extranjeros sin necesidad de aumentar un limitado presupuesto económico.

 

El formato de Dos veces uno permite que Ferreiro luzca una de sus facetas más interesantes: la entrevista. Tiempo atrás la entrevistadora profesional María Esther Giglio comentó que las claves para realizar una buena entrevista son la carencia del coraje necesario para hablar por boca propia (por tanto busca un interlocutor); la habilidad para mostrar el lado oculto del entrevistado, aquel que su vida pública no deja ver; y asegura que el reportaje es algo muy femenino pues al ser menos ambiciosas no les importa tanto como a los hombres parecer muy sagaces. Alejandro Ferreiro cumple parcial o totalmente con esos requisitos y Dos veces uno reintegra a la televisión el género de la entrevista. De aspecto taciturno, con un ritmo digno de la madrugada, Ferreiro dispara preguntas a sus invitados mientras busca botellas en una despensa o prepara picadas.

 

Dos veces uno logra que el nombre de los invitados sean contingentes, mientras las ideas lucen vitales para un envío de éstas características. Cada entrevista revela la magnífica predisposición del invitado ante Ferreiro, su programa debe ser el único talk show donde los entrevistados evitan la actitud de `gira de prensa´ donde van a anunciar su próximo negocio. Calidez, frescura y el arte de la conversación fusionados plenamente. Eso es todo... y si hacen zapping verán que es mucho.

 

 

 *Nota publicada en Brecha.  

 ** Lunes 22 hs. por TV Ciudad y jueves 18 hs. en Televisión Nacional.

   

ÍNDICE