LEER COLUMNA

 

RECOMENDAR

 

 

 

 

 

 

 

VER PROGRAMACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALI G SHOW*

La serie del actor de "Borat"

 

El gran simulador

 

 Por Nelson Barceló

   Por Felipe Dupont     

 

La singular figura del actor Sacha Baron Cohen fue popularizada por estas latitudes mediante el film Borat, y una secuela de su éxito es la demorada exhibición del programa televisivo Ali G Show**. Allí se ven las primeras aventuras del falso periodista de Kazajstán que por entonces se posicionaba como una de las mayores atracciones del envío. Borat no es la figura excluyente del programa, de hecho el nombre del show alude a otra criatura de Baron Cohen denominado Alistair Leslie Ibrahim Graham (Ali G). Su repercusión le llevó a tener su propia película titulada Ali G Indahouse antes que al propio Borat. Dicho personaje caricaturiza a un joven fanático de las estrellas de hiphop, que termina mimetizado con ellas hasta considerarse un emblema del gangsta. Por ende habla en un slang artificial, aplica razonamientos rudimentarios y luce ropas deportivas mientras lleva el pulso del programa que comienza con monólogos sobre temas de actualidad. Dicho tópico sirve como disparador para los sketches que se suceden a continuación donde muestran las presuntas andanzas de Ali G aunque no se trata de un envío temático. No obstante los mejores resultados suelen provenir de su incursión en el mundo real, donde entrevista a personas que ignoran la verdadera identidad de Ali G. Debido a ello puede considerarse al comediante Sacha Baron Cohen uno de los pioneros en cruzar un género como la entrevista con el humor. Combinación que se tornó habitual hasta la saturación en distintos envíos televisivos, incluso noticieros como el surrealista Subrayado.

 

En Ali G Show el comediante Sacha Baron Cohen demuestra una notable repentización y arrogancia para entrevistar -mediante diferentes caracterizaciones- a especialistas de distintas ramas a quienes molesta con preguntas absurdas. Se luce particularmente Borat con insólitas notas como ser “La Guía de Borat en Gran Bretaña”. En una ocasión va a la Universidad de Cambridge con la consigna de saber por qué sostiene la fama de ser la mejor universidad del mundo. Allí demostrará su notable capacidad para decir disparates sin inmutarse. En esa línea también molestará a un instructor de críquet generando humor mediante un gag exclusivamente físico. Tales recursos histriónicos reflejan la potencialidad de un cómico que también demuestra su talento en las farragosas arenas musicales. Eso sin contar su inclinación hacia lo macabro que adorna a Borat, quien asume ser hijo de Boltok el violador y sus hermanos son Natalya -considerada como la cuarta mejor prostituta en Kazajstán- y Bilo, quien tiene retraso mental y vive encerrado en una jaula.

 

Otro de los personajes que interpreta Baron Cohen es Bruno quien se autoproclama como la voz de Austria y entrevista a figuras conocidas con quienes habla sobre modas y homosexualidad. También en ésta ocasión la clave está en que su entrevistado ignora la humorada y eso le permite al cómico preguntar sobre   tendencias que no existen o fingir ser gay. Dada esta inusual variable por la que el éxito del programa está condicionado a la ignorancia de los interlocutores, es que Ali G Show tuvo solamente dos temporadas al aire. De todos modos, eso bastó para poner en tapete las particularidades de idiosincracias como la norteamericana y la inglesa a través del humor.

 

*Nota publicada en Brecha 

 **Martes y domingos a las 23.30 por Sony.

   

ÍNDICE